Enviar esta página

Código de ética

IV.- CONFLICTOS DE INTERÉS
Conductores, reporteros, redactores, jefes de información y productores tienen la obligación de mantenerse al margen de relaciones y actividades personales, políticas y comerciales que pudieran crear conflictos de interés reales o aparentes que pongan en duda la integridad e imparcialidad de su trabajo periodístico.

No obstante los conductores, reporteros, redactores, jefes de información y productores con interés en participar en actividades públicas deberán someter a consideración del Consejo Editorial de PLANETA AZUL estas pretendidas ocupaciones para que de forma colegiada se aprueben o rechacen considerando en todo momento el asegurar que su actuación no entre en conflicto real o aparente con la imparcialidad de su trabajo.

No podrá asignarse la cobertura o investigación noticiosa de un hecho a quien o quienes de antemano se sepa que tienen vínculos con los actores o las fuentes del tema a tratar, lo cual pudiera distorsionar el equilibrio de su información. De existir esa relación, el reportero está obligado a manifestarlo al o los coordinadores o jefes de Información, según sea el caso, que asumirán la responsabilidad por el contenido y tratamiento de la información.

En las necesarias relaciones que nuestros periodistas tienen que mantener con los poderes públicos, deben evitar llegar a una convivencia susceptible de perjudicar la independencia e imparcialidad de su profesión.

PLANETA AZUL manifiesta que los periodistas deben rechazar situaciones que puedan comprometer al medio, por ejemplo:
1. Firmar peticiones o participar en protestas asumiendo un papel protagónico que comprometa implícita o explícitamente al medio.
2. Tener un papel relevante en organizaciones que de hecho generen compromisos inaceptables.
3. Los conductores, reporteros, redactores, jefes de información y productores de PLANETA AZUL tienen prohibido hacer cualquier tipo de gestión en nombre del medio ante las fuentes para beneficiar asuntos particulares de ellos mismos o de terceras personas.

El Consejo Editorial de PLANETA AZUL conscientes de la diversidad de opiniones y pluralidad de la sociedad reconoce que en ningún momento las diferencias editoriales así como discrepancias en las formas de trabajo, opiniones emitidas o coberturas realizadas por ninguno de sus integrantes serán consideradas, por sí solas, como desacatos u objetos de sanción. En todo caso se permanecerá abierto a la crítica propositiva (entendida esta como cuestionamientos sanos así como la propuesta de una mejor opción para el problema a tratar).

Nuestros periodistas, en virtud de respeto a la clausura de conciencia, tendrán derecho a negarse a realizar actividades informativas contrarias a los principios éticos y profesionales del periodismo o a sus convicciones en cuestiones fundamentales, sin que puedan sufrir ningún tipo de perjuicios por su negativa justificada.

Asimismo el Consejo Editorial de PLANETA AZUL, sus conductores y reporteros pueden también disentir públicamente de las fórmulas informativas y opiniones generadas por otros noticiarios, programas de análisis, contenido o reflexión que sean transmitidos por la misma compañía que difunda la señal de PLANETA AZUL sin que esto signifique insubordinación, desacato, reto, oposición, duelo, desobediencia, menosprecio, falta, burla, enfrentamiento, ultraje, desdén o desprecio sino como el ejercicio puro y sano de la libertad de expresión.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18

Galería de fotos

Planeta Azul