Enviar esta nota

INDUSTRIA ATUNERA, CÓNCLAVE SECRETO Y EXTERMINIO

Opinión de Gabriel Quadri

Increíblemente, la autoridad ambiental (SEMARNAT) es excluida de las deliberaciones y decisiones sobre el capital natural marino de la nación. Esto ha sido diáfanamente corroborado durante la 92 Reunión de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT), celebrada en los últimos días casi como cónclave secreto en la ciudad de México.

Los mares, la biodiversidad y los ecosistemas marinos están, en el derecho mexicano y en la práctica, muy lejos de la tutela de SEMARNAT, a diferencia de la biodiversidad y ecosistemas terrestres, para los cuales cuenta con un aparato jurídico e instrumental de conservación y uso sostenible más o menos eficaz. Mares y biodiversidad marina son, extrañamente, facultad y patrimonio exclusivos de SAGARPA y de la Comisión Nacional de Pesca (CONAPESCA), quienes ejercen sus tareas con resultados desastrosos. La incapacidad, ilegalidad e incuria lo explican, junto con políticas alineadas a intereses de corto plazo de la industria pesquera, además del propio diseño institucional. Son instituciones que ilustran con claridad el fenómeno de captura regulatoria o captura de la autoridad por parte de los agentes supuestamente objeto de regulación (la industria pesquera). También, es patente el conflicto de interés, donde regulación y fomento – cosas que deben estar separadas en toda lógica racional de gobierno – se encuentran en las manos de una misma entidad: CONAPESCA.

A escala regional, en el Océano Pacífico Oriental, el modelo parece repetirse a través de la CIAT, igualmente con consecuencias muy onerosas. Esto es visible en pesquerías colapsadas y en vías de agotamiento total (atún aleta azul), o en franca sobrexplotación e insostenibilidad (atún aleta amarilla). También, es evidente en el exterminio de muchas otras especies marinas asociadas de gran relevancia ecológica, en especial tiburones, que están siendo empujadas a la extinción.

Es por ello vital, por un lado, reformar la institucionalidad marina y pesquera, dándole las facultades de regulación a SEMARNAT, así como el liderazgo en la representación mexicana ante la CIAT y otras organizaciones multilaterales, con transparencia y rendición de cuentas. Por otro lado, y en el escenario de la CIAT, es preciso inducir nuevas políticas o cambios radicales en las existentes.

En efecto, la CIAT  debe  abocarse decididamente a reconstruir  poblaciones de atún aleta azul del Pacífico, lo que implica de inicio, una veda total de al menos 3 años, que debe decretarse de inmediato. También es necesario el establecimiento de un sistema de Captura Total Permisible y Sostenible  de atún aleta amarilla  en el Pacífico Oriental con base en información científica verificable, transparente y abierta al público. Así mismo,  deben imponerse  observadores, mecanismos de registro,  reporte electrónico, limitaciones, sistemas de monitoreo y regulaciones estrictas sobre artes de pesca tremendamente depredadoras como los Dispositivos Flotantes de Agregación de Peces (Plantados o FAD´s por sus siglas en inglés),  y  palangres, y reforzar las existentes en  redes de cerco que capturan atunes en lances sobre delfines.

Sobre todo, es esencial que la CIAT adopte medidas urgentes de conservación de tiburones,  y aplique una inspección y vigilancia eficaz que impida estrictamente el corte de aletas de tiburón (aleteo). Desde luego, la CIAT y sus Estados miembros (entre ellos, México) deben aplicar medidas eficaces para combatir la pesca ilegal a través de mecanismos de registro universal de embarcaciones, inspección y vigilancia en puertos y sitios de desembarco (Port State Measures),  vigilancia e intercepción en aguas territoriales y Zona Económica Exclusiva, listado público permanente de barcos ilegales,  un sistema integrado en tiempo real de monitoreo satelital de operación y capturas de todos los barcos, y , en especial, promover la creación de Áreas Naturales Protegidas marinas con exclusión de pesca comercial. El futuro de la industria pesquera, y de nuestros ecosistemas marinos depende de ello.

(El Economista)

Publicado por en agosto 4 2017. Archivado bajo Observatorio Ambiental. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios estan cerrados

Galería de fotos

Planeta Azul