Enviar esta nota

INCENDIOS FORESTALES, ¿CÓMO PROTEGERSE DE SUS EFECTOS?

Bertha Sola/CENAPRED

Especial cuidado deben tener personas enfermas, niños y adultos mayores

CIUDAD DE MÉXICO; 9 mayo 2017.- Ante el aumento de temperatura en la mayor parte de la República, se deben tomar precauciones para evitar, deshidrataciones, golpes de calor, enfermedades de la piel y respiratorias o gastrointestinales, pero también ante la amenaza de incendios forestales.

El humo de los incendios forestales está compuesto de una mezcla de gases y partículas finas de los árboles en llamas y otros materiales de las plantas que puede afectar los ojos, irritar el aparato respiratorio y agravar las enfermedades cardiacas y pulmonares crónicas que pueden ocasionar tos, resequedad en garganta o sibilancias.

Si bien muchos de estos incendios se pueden evitar ya que se ocasionan por descuido de la gente o hasta intencionalmente, las personas que viven cerca de áreas boscosas o pastizales, personas mayores, deben tener mucho cuidado, sobre todo las que padecen afecciones cardiacas o pulmonares, como asma, enfermedades pulmonares o cardiacas crónicas o cardiacas.

Incendio del bosque de la primavera en Guadalajara, Jalisco

Incendio del bosque de la primavera en Guadalajara, Jalisco

Especial cuidado hay que tener con los niños, ya que sus vías respiratorias se encuentran todavía en desarrollo e inhalan más aire que los adultos. Además de que pasan por lo general más tiempo al aire libre jugando y realizando otras actividades.

Cuando se produzca un incendio forestal cerca de su casa se recomienda:
-Estar pendiente de las instrucciones de protección civil sobre la calidad del aire y prestar atención a todos los mensajes de salud pública sobre las medidas de seguridad que debe tomar.
-Si además el incendio puede poner en riesgo su vivienda o su vida, aléjese del lugar y vaya a algún refugio lejos del área afectada.
-Evitar salir a la calle lo más que se pueda y cerrar puertas y ventanas. Si tiene aire acondicionado, enciéndalo, pero cierre la entrada de aire exterior y mantenga el filtro limpio para evitar que entre el humo y evite encender velas, chimeneas o estufas de gas puede aumentar la contaminación en interiores y no aspirar o fumar ya que se contamina más al remover las partículas que ya están dentro de la casa.
-Evitar que nos niños y personas mayores salgan de sus casas hasta que se hayan disipado las cenizas y controlado el incendio.
-Tomar abundante agua para evitar  la resequedad de boca y garganta.
-Consultar al médico para que indique qué gotas para la nariz son buenas para la resequedad y para poder respirar mejor. Una opción puede ser el agua de mar.
-Usar lentes para proteger los ojos y aplicar gotas de lágrimas para evitar la resequedad.

Lo más importante es evitar que ocurran los incendios forestales, extinguiendo las fogatas de manera segura. Evitando quemar basura o desechos, no tirando cigarros o cerillos encendidos en la hierba seca, evitando dejar vidrios o pedazos de espejo que con el sol provoquen alguna llama. Manteniendo el pasto y plantas de casa cortados adecuadamente y evitando las quemas de pastos en fechas de mucho calor y viento.

Es necesario que sepa que las mascarillas contra el polvo que venden en las ferreterías están diseñadas para atrapar partículas grandes, tales como el aserrín o partículas grandes  pero las de papel o contra el polvo no protegen los pulmones contra las partículas pequeñas que se encuentran en el humo de los incendios forestales.

No se acerque a las zonas de riesgo cercanas a un incendio forestal y si tiene que evacuar, no olvide sus papeles personales.

(La Crónica de hoy)

Publicado por en mayo 9 2017. Archivado bajo ¿Sabías que?, 6 Principales, Nacionales. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios estan cerrados

Galería de fotos

Planeta Azul