Enviar esta nota

BICI PARA TODOS

Opinión de Víctor Romo*

Hoy, como nunca, la CDMX vive un “boom bicicletero”. A diario se multiplican los ciudadanos que prefieren la bicicleta, en lugar del automotor, como su principal medio de movilidad urbana.

No es casual. Los gobiernos capitalinos —emanados del PRD— asumimos el reto de mejorar la movilidad, contrarrestar la contaminación y elevar la calidad de vida ciudadana. El del doctor Mancera, hay que reconocerlo, ha sido de los máximos impulsores de la movilidad no motorizada.

Pero no ha sido fácil. Implica el reto titánico de “cambiar el chip” grabado que heredamos, para comprender que el sujeto más importante de cualquier ciudad es el humano y no el automotor, como el capitalismo salvaje nos hizo creer.

Dos políticas públicas detonaron el cambio: la construcción de infraestructura (ciclovías confinadas desde 2004) y, en 2010, la institucionalización del servicio Ecobici, lo que ha incrementado 500% los usuarios de bicicleta.

También aportan los gobiernos delegacionales, como el que encabezamos en Miguel Hidalgo, donde construimos casi 50 Km de ciclovías de los 170 Km que existen, abrimos la primera Biciescuela del país y, con el programa “La Protectora de la Movilidad” entregamos cinco mil bicicletas a vecinos sin recursos.

Vivimos en una de las ciudades más contaminadas, transitadas y la tercera más poblada del mundo, sólo detrás de Tokio, Japón, y Nueva Delhi, en India. Privilegiar el auto significa, entonces, más tránsito, contaminación, estrés, violencia, daños a la salud, improductividad y muertes por accidentes.

En cambio, la bicicleta mejora nuestra salud, incrementa la productividad, disminuye el estrés, no contamina y revoluciona nuestra vida.

Por eso el PRD impulsó en la ALDF la declaratoria: “Ciudad de México 2017, año del Bicentenario de la Bicicleta”, para conmemorar los 200 años de su invención y convertirnos, al mismo tiempo, en la sede del Sexto Foro Mundial de la Bicicleta, el evento ciudadano global más relevante, que se llevó a cabo del 19 al 23 de abril en la CDMX.

Creamos el primer fondo anual de movilidad para mejorar la seguridad del ciclista, instituimos el “Día Mundial sin Auto” –cada 22 de septiembre-, y consolidamos el retiro de topes, luego de que la UNAM documentó que generaban altísima contaminación.

Ahora presentaremos la iniciativa “Una bici para todos” que, entre otras cosas, otorgará bicis a la población más vulnerable y reducirá impuestos a empresas que adopten la movilidad sustentable para sus empleados.

La bicicleta es una herramienta de recreación humana, una expresión de las ciudades equitativas y solidarias, en consecuencia, es responsabilidad de todos propiciar su uso. No demos ni un paso atrás en su consolidación.

* Presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la ALDF

(La Crónica de hoy)

Publicado por en mayo 9 2017. Archivado bajo Observatorio Ambiental. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar una respuesta. Pinging no esta permitido

Deja un comentario

(requerido)

Galería de fotos

Planeta Azul