Enviar esta nota

CEMENTERAS EN HIDALGO SOFOCAN EL AMBIENTE

Isela Hinojoza
Pobladores de los municipios de Apaxco y Atotonilco han presentado mismas alteraciones en la salud por la emisión de contaminantes
MÉXICO, D.F. 20 julio 2016.- La Sociedad Ambientalista Hidalguense, hizo un llamado a las autoridades federales para denunciar los daños al ambiente que están causando 6 industrias, ubicadas entre los municipios de Apaxco y Atotonilco, en el Estado de Hidalgo, empresas que se dedican a la fabricación de cemento y cal.
Las solicitudes emitidas a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por la Sociedad Ambientalista Hidalguense pide que sean investigados los daños causados al ambiente en las regiones mencionadas, así como auditorías a las plantas, con el fin de que se verifique el cumplimiento de las normas oficiales de medición ambiental 040, 020, 021 y 023. Debido a que ya se han presentado alteraciones en la salud de los pobladores, como enfermedades respiratorias y en la piel.
CementeraEl Director de la Sociedad Ambientalista Hidalguense, Antonio Moreno Gaytán, señaló en rueda de prensa que buscan que las dependencias realicen las investigaciones correspondientes para tomar medida de los daños ambientales y los riesgos que corren los pobladores.
Agregó que a causa de las emisiones contaminantes por parte de las plantas cementeras, también se han visto afectados los municipios de Tula, Tepeji y Apaxco, a pesar de que en dichos municipios no se encuentren situadas las plantas, se ven afectados más de medio millón de personas, incluyendo escuelas en las que cerca de 400 niños por turno se ven expuestos a los contaminantes emitidos por ambas industrias.
Antonio Moreno, dijo que la Secretaría de Salud del Estado de Hidalgo, no se ha transparentado a ofrecer cifras de los pobladores afectados que han presentados los mismos síntomas de enfermedades, que serían atribuidos a la mala calidad del aire, subrayó.
Por medio de estudios realizados se pudo comprobar que aguas del río Tula y de la presa Endhó, que son principalmente empleadas en la agricultura en la zona del Valle de Mezquital, se han contaminado por las industrias de cemento y cal, puntualizó.
El activista, comentó que se ha intento en diversas ocasiones, realizar vivistas a las plantas, tras percatarse de la quema de llantas y otros materiales altamente contaminantes dentro de las mismas, pero se niegan a ser visitados a pesar de las diversas demandas.
Ante el llamado a las autoridades, se buscará construir una visión local, para coordinarse en un plan de acciones que den avances a la solución del problema por medio de un taller que implementará la Sociedad Ambientalista Hidalguense.
(Planeta Azul)

Publicado por en julio 20 2016. Archivado bajo 6 Principales, Coberturas especiales, Nacionales. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios estan cerrados

Galería de fotos

Planeta Azul