Enviar esta nota

MIL TIRADEROS CLANDESTINOS EN SÓLO TRES DELEGACIONES

Montañas de desperdicios y comerciantes entorpecen la circulación en Eje 1 Norte

MÉXICO, D.F. 28 diciembre 2011.- La ciudad amaneció llena de basura. Tan sólo en las delegaciones Venustiano Carranza, Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc se ubicaron mil tiraderos clandestinos, incluido el del Hemiciclo a Juárez, donde fueron depositadas ocho toneladas de residuos sólidos por vecinos, comerciantes y visitantes, ante la ausencia de camiones recolectores y los problemas que éstos tienen para descargar en los centros de transferencia.

Dicha imagen se repitió en Tlalpan, Xochimilco, Coyoacán y Benito Juárez, debido a que sólo trabajaron la mitad de los 2 mil 500 camiones recolectores con que cuentan todas las delegaciones y al aumento de 35 por ciento en la generación de residuos en esta temporada.

También, debido a que los trabajadores de limpia se niegan a llevarse los desechos mezclados y a que existen problemas de logística para recibirlos en los centros de transferencia y trasladarlos a depósitos de los estados de México y Morelos.

Trabajadores de limpia señalaron que desde el jueves no han podido depositar los desperdicios, “y el problema aumentó por la celebración de la Navidad y Nochebuena, fiestas en las que siempre hay más basura por la preparación de muchos platillos, el consumo de refrescos y vinos y la entrega de regalos. Así que no hemos podido ir a las colonias a dar el servicio”.

Ante dicha situación, amas de casa y comerciantes –establecidos y ambulantes– arrojaron basura en callejones, avenidas y camellones.

En calles aledañas al centro histórico de Coyoacán se observaron pilas de bolsas de plástico y cajas, como en el cruce de Madrid y Vicente Guerrero, donde hay un letrero que prohíbe tirar basura en la vía pública y advierte que se sancionará a quien lo haga.

Una situación similar se vio en la calle de General Anaya, a unos pasos de avenida División del Norte, pues “los carritos recolectores sólo se llevan los desechos de las casas con quienes tienen convenio y los camiones tardan en pasar varios días, como nos ha sucedido ahora porque desde el jueves no escuchamos la campana del camión”, señalaron vecinos.

En el centro histórico de Xochimilco los contenedores han sido insuficientes para la basura generada por comerciantes autorizados a instalarse durante las romerías, por lo que los visitantes tienen que esquivar montañas de residuos.

Vecinos de colonias como Toriello Guerra, en Tlalpan, advirtieron que “si en los próximos días no llegan los camiones, empezaremos a depositar la basura en la calle, pues no podemos aguartar más”.

La falta de vigilancia, la presencia de 800 comerciantes autorizados para participar en las romerías y la visita de miles de personas a tomarse la foto con Santaclós y los Reyes Magos “dejaron alrededor de ocho toneladas de desperdicios en el Hemiciclo a Juárez, lo cual nunca había sucedido y estamos atendiendo, pues se trata de un lugar emblemático”, señaló el jefe de la unidad departamental de parques y jardines en Cuauhtémoc, David Rivera.

Los trabajos de construcción de la línea 4 del Metrobús provocaron también la aparición de tiraderos clandestinos en la calle Miguel Alemán, en sus esquinas con Leona Vicario y Manuel Doblado, donde las autoridades permiten que “los ambulantes sigan trabajando y compliquen la recolección de desechos en esta zona y Circunvalación”, denunciaron vecinos.

Aunque ya no hubo bloqueos con basura sobre Eje 1 Norte a la altura de Tepito –como ocurrió el domingo–, patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública desviaron la circulación una cuadra antes de Paseo de la Reforma, ya que los montículos de desechos abandonados sobre distintos cruces de esa vialidad hasta avenida del Trabajo entorpecían la circulación, lo cual agravaba la presencia de cientos de ambulantes.

La policía capitalina informó que se mantendrá la vigilancia para auxiliar a los automovilistas que circulan en la zona y a los visitantes, mientras comerciantes entrevistados dijeron que la acumulación de basura en esta época es enorme y que si los camiones recolectores no pasan a diario se amontonan toneladas en toda la zona, como se observó en las calles de Aztecas y Ortega, así como frente a los mercados de la Lagunilla y de Granaditas.

“Aquí viene mucha gente en esta época y todos tiran la basura en la calle, más la de los comerciantes. Se hacen montañas. No es posible que no la vengan a recoger”, expresó María de los Ángeles Parra, quien acudió a la zona a comprar regalos.

Los tianguistas coincidieron en que los trabajadores de los camiones recolectores de basura reciben dinero para recoger la que se junta en las calles, porque efectivamente no hay botes contenedores para los transeúntes ni para los comerciantes informales.

“Estos días ya no pudimos más y tiramos la basura en el Eje, para que vinieran a recogerla. No sé si fue por Navidad, por lo del bordo o qué, pero de plano los camiones dejaron de pasar”, aseguró María Luisa, quien vende tacos de bistec en la esquina de la calle de Toltecas y el Eje 1 Norte.

(La Jornada)

Publicado por Agustín en diciembre 28 2011. Archivado bajo Nacionales. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios estan cerrados

Galería de fotos

Planeta Azul